Si usted es uno de los miles de desempleados que ha llamado a alguna oficina del Seguro de Desempleo (EI) y le han dicho que el tiempo promedio de espera será de más de 45 minutos, en el mejor de los casos, o que llame más tarde porque hay un alto volumen de consultas en espera, pues no está solo.


En todo el país hay más de 300 mil personas sin empleo que deben esperar hasta casi ocho semanas para obtener una respuesta si son elegibles para recibir el beneficio de seguro de desempleo.


Según un reporte dado a conocer al parlamento de Ottawa la semana pasada, cerca de 297,586 desempleados tuvieron que esperar más de 28 días para recibir una respuesta a su solicitud de seguro; el promedio de espera fue de 39 días para obtener una respuesta a la decisión en sus files.


De acuerdo al informe, la gran demanda de este tipo de servicio, dado a la alta tasa de desempleo especialmente provocada por la caída en la industria petrolera en la provincia de Alberta, ha hecho que se den atrasos en las decisiones, así como en el proceso de las llamadas telefónicas para responder a inquietudes de los potenciales beneficiados.