TORONTO. El uso que hace Canadá de patrocinios gubernamentales y privados para ayudar a reasentar a los refugiados sirios es un modelo que debe ser exportado en todo el mundo, dijo el jefe de la agencia de refugiados de las Naciones Unidas.

Canadá fue el primero de lo que es todavía sólo un pequeño puñado de estados que permiten que grupos privados asuman los costos y obligaciones asociadas con el reasentamiento de refugiados, y es un enfoque que debe ser utilizado en otros lugares dado que el flujo de desplazados de la guerra civil siria y de otros conflictos continúa, dijo Filippo Grandi.

“Esto añade más lugares de reasentamiento y también contribuye a crear este sentimiento en la sociedad civil de que es algo positivo que hacer”, explicó Grandi en relación al programa de patrocinio privado.

Él habló un día antes de reunirse con altos funcionarios del Gobierno Canadiense, entre ellos el Ministro de Inmigración, John McCallum, quien será el orador principal en la cumbre del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados sobre la crisis de Siria en Ginebra la próxima semana.

Grandi está pidiendo a los Estados miembros de la ONU recibir aproximadamente el 10 por ciento de los aproximadamente 4,2 millones de personas que se han convertido en refugiados por la guerra civil siria.

El gobierno liberal se había comprometido a recibir 25,000 refugiados asistidos por el estado a finales de este año y le quedan todavía alrededor de 8,000 más para cumplir ese objetivo. Pero no ha establecido un número firme sobre la cantidad de sirios que admitirá a través del sistema privado. El objetivo total de asentamiento de refugiados para este año -de todos los países- es 44,800.

McCallum había dicho previamente que Canadá podría absorber entre 35,000 y 50,000 sirios, pero no ha confirmado hasta ahora si esos números resurgirán en su discurso de la semana que viene.

“No oirá de mí un número hoy”, respondió a una pregunta al respecto esta semana, agregando que “tal y como nuestro comportamiento lo sugiere, estamos comprometidos con la idea de los refugiados.”

McCallum dijo que está de acuerdo con que el programa de patrocinios privado es digno de imitar en otros países, señalando que ayudaría a bajar un poco la presión de los Estados europeos que están inundados con solicitantes de asilo. Canadá ya está trabajando con Brasil para establecer un programa allí.

En el marco del programa liberal para reasentar a 25,000 sirios a finales del mes pasado, alrededor de 8,976 fueron patrocinios privados y otros 2,225 fueron patrocinados por un programa que combina el apoyo privado y el gubernamental.

El programa de patrocinio privado comenzó en gran medida con la llegada de refugiados de Vietnam en 1979. Con el objetivo de admitir a más personas, el gobierno se comprometió a replicar el número de patrocinados por grupos privados, que en su mayoría eran iglesias. A finales de 1980, Canadá había aceptado 60,000 refugiados.

Los estudios sugieren que los resultados a largo plazo para los refugiados con patrocinio privado son a menudo mejores que los de los asistidos por el gobierno, en parte debido al fuerte apoyo de la comunidad. Pero también hay diferencias demográficas. Los primeros análisis de los sirios que han llegado a Canadá muestran, por ejemplo, que el 70 por ciento de los refugiados asistidos por el gobierno no hablan inglés o francés, en comparación con sólo el 37 por ciento del patrocinio privado.

Grandi dijo que Canadá tiene un papel de liderazgo a la hora de alentar a otros países a aumentar sus esfuerzos de reasentamiento, como también fue su liderazgo el que marcó la pauta en Canadá para una respuesta rápida a la crisis siria el pasado otoño.

El liderazgo no creó miedo, sino que solidaridad, dijo. “Esto es lo que le estoy diciendo a los líderes europeos”, agregó.

“Es cierto que algunas personas tienen miedo aquí también, pero como en todas partes hay personas que apoyan y personas que son más tímidas en esto y creo que los líderes deben utilizar las fuerzas buenas para crear un ambiente positivo. Esto se hizo aquí, no hay duda”, apuntó.