Un experto en crímenes financieros asegura que el Centro Canadiense de Análisis de Informes y Operaciones Financieras (Fintrac, en inglés) ha infringido sus propios estándares al no identificar al banco canadiense al que ha multado con $1,1 millón por no reportar transacciones sospechosas.

La entidad niega esta afirmación.

En su website, Fintrac asegura que puede nombrarse a la persona o entidad que ha sido penalizada si la violación es “muy seria”, la penalización es al menos de $250.000 o es un incidente recurrente.

“Viola sus propios estándares cuando la penalidad debería ser publicada”, señaló Matthew McGuire, experto en gestión de riesgo y crímenes financieros en Securefact. De acuerdo al experto, Fintrac publicó una declaración en su página web “donde explica qué se publicará y qué no, y esto ciertamente cumple con los criterios establecidos para que se publique”.

Pero el vocero de Fintrac, Darren Gibb, aseguró que la política también especifica que la agencia tiene la autoridad de ejercer discreción al nombrar a las compañías: “La página web de Fintrac deja bien claro que las entidades sujetas a una política monetaria administrativa pueden ser nombradas”, afirmó Gibb. “En este caso en particular, estamos ejerciendo la facultad discrecional de retener el nombre”.

Los expertos afirman que retener el nombre del banco puede ser parte de un acuerdo alcanzado entre Fintrac y la institución. A cambio del anonimato, la institución puede haber aceptado a renunciar a un largo proceso de apelación en la corte y pagar una multa de $1.154.670.

“Pienso que (Fintrac) probablemente quería que esta información diera un mensaje, y eso lo consideran más importante que nombrar públicamente al banco”, comentó Koker Christensen, socio de Fasken Martineau, quien dirige el Consejo anti lavado de dinero de la firma.

“Nombrar a una institución obviamente es una forma de sancionar o castigar a una institución y también tiene un efecto disuasivo (…). Sin embargo, pienso que una multa de esa magnitud impuesta a un banco y que sea hecho público, también tiene un efecto disuasivo”.

Gibb no hizo comentarios sobre si hubo un acuerdo. (Original toronto noticias. com)