Gobierno planifica una reforma al OHIP y médicos dicen que es una medida urgente.

Los altos costos de la salud oral en todo Canadá, hacen que gran parte de los canadienses no se realicen tratamientos preventivos en su dentadura y solo acudan a urgencias de un hospital, cuando sus dientes están a punto de caerse, no pueden con el dolor o la inflamación no los deja ni respirar, porque saben que extráele la pieza dañada tendra que pagar a un odontologo privado cientos o miles de dólares.
 

TORONTO.- La Portada – Canada:  Cada nueve minutos una persona se presenta en una sala de urgencias del hospital en Canadá con un problema dental, el costo mínimo de cada visita al hospital es $ 513 por paciente, y los gobiernos deben pagar aproximadamente $ 31 de millones de dólares anuales para que los médicos tengan que decir que no pueden atender al enfermo, porque es un problema odontológico, un círculo vicioso que está generando un alto costo al Estado, y a las provincias que como Ontario no incluyen la salud oral en su servicio médico.

Por cosas como estas es que los médicos están pidiendo al Gobierno provincial incluir los servicios odontológicos en sistema de salud de la provincia. Los residentes de Ontario saben los altos costos que se deben pagar por cualquier tratamiento odontológico, un problema que realmente es generalizado en todo Canadá, porque gran parte de la salud oral del país no está incluida en el servicio de salud que presta el estado.
 

En 2014, se reportaron casi 61.000 visitas al hospital a urgencias por problemas dentales, la mayoría de ellas por abscesos y dolor dental, que pueden ser prevenibles. En Ontario sólo se cuenta con programas públicos dentales para niños de bajos ingresos menores de 18 años y otras personas que reciben exilios del estado, pero no para todos los tratamientos que se requieran.
 

Aunque los dentistas no son parte del sistema de atención primaria de salud y los médicos no están capacitados para hacer frente a enfermedades de la boca, como las que afectan a los dientes y encías, muchos pacientes están terminando en las zonas de urgencias por no realizarse trabajos preventivos en su salud oral, como una simple limpieza bucal, porque esta no está cubierta por OHIP, de ahí la propuesta de que el Gobierno de Ontario incluya la salud oral en su sistema de salud.

 El Colegio de Higienistas Dentales de Ontario estima que dos o tres millones de habitantes de la Provincia no han visto un dentista en el último año, por su costo, por ello el Gobierno y algunos especialistas creen que existe una buena oportunidad para empezar a cambiar este panorama sombrío, y es metiendo el servicio de salud oral al seguro de salud.
 

El problema por la falta de tratamiento oral genera que muchos de los afectados terminan en los hospitales que no están equipados para ofrecer el cuidado dental. Los médicos explican que si por ejemplo se presenta un dolor extremo en el abdomen y piensa que podría ser apendicitis, la persona debe ser trasladado a una sala de emergencias de un hospital, pero si se presenta un dolor extremo en la boca, por una muela o un diente picado, la persona no puede permitirse el lujo de ver a un dentista, y espera hasta que es llevado de urgencias a un hospital, para que le receten analgésicos, antibióticos y lo intervengan, eso genera muchos costos.
 

Si Ontario decide incluir la salud oral en el sistema de salud, de acuerdo a los médicos, los beneficios serían muy grandes para todos, aunque también su costo al Estado. El primer y gran beneficio es que las salas de emergencias ya no tendrían que seguir atendiendo fuertes dolores en la boca, o realizar intervenciones, y hospitalizaciones que pudieron evitarse con una cita al odontólogo. El problema nació cuando se creó el sistema de salud de Ontario que dejó por fuera el cuidado de la boca, porque en ese momento, como si se sabe ahora, no se establecieron las conexiones entre la mala salud oral y muchas enfermedades crónicas como la diabetes, las cardio-vasculares y respiratorias.