donald-trump 1Luego de las fuertes declaraciones contra Canadá y México, y el anunció de que pondrá fin al Tratado de Libre Comercio entre los tres países y construirá murallas para evitar el paso de inmigrantes, cualquier cosa puede pasar, si Donald Trump  gana la presidencia en el vecino país. Analistas dicen que se requiere que mexicanos y canadienses estén unidos a la hora de enfrentar al nuevo presidente, si este llega a ganar.

La Portada – Canada.- 

Aunque gran parte del mundo, menos millones de norteamericanos que lo siguen, esperan que el polémico millonario Donald Trump no gane la presidencia de Estados Unidos por los problemas y conflictos que puede generar, varios países ya se están preparando ante esta eventualidad, porque el candidato sigue ganando seguidores atacando al resto de la humanidad, incluido a los países vecinos Canadá y México, Francia, los chinos, todos los inmigrantes y los musulmanes.
 

Algunos líderes políticos de los países aliados a Estados Unidos, consideran la elección presidencial de noviembre es de gran importancia para el mundo y de definirán muchos aspectos de las relaciones diplomáticas de esta nación con el resto del planeta, porque dependiendo de quien ocupe La casa Blanca, si Hillary Clinton o Donald Trump, muchas cosas van a cambiar, para bien y para mal, y la mayoría de ellas se darían en las dos fronteras, la norte y la sur.
 

Si Trump se convierte en el próximo presidente de Estados Unidos y cumple sus promesas de construir un muro de 1,000 millas a lo largo de la frontera con México, impone un impuesto del 35 por ciento a las importaciones de automóviles fabricados en México y deporta a 11 millones de inmigrantes indocumentados, seguramente generará una confrontación con su vecino país, pero continuará con posturas similares sobre Canadá como ya las ha anunciado. El candidato del Partido Republicano sigue avanzando en su campaña por la cual inicialmente nadie apostaba como ganador, y eso está generando muchos temores en los países vecinos a EE.UU., entre ellos Canadá. 
 

Para el mundo, Clinton representa la continuidad y Trump, cambios drásticos, pero independientemente de lo que pueda pasar, ya en EE.UU., hay un amplio debate sobre cómo afectarían las propuestas del millonario a los estadounidenses, porque no se descarta que pueda ganar. Trump ha trasformado la elección presidencial en Estados Unidos en un ‘reality shows’, en donde todos los días ataca a alguien para conseguir más seguidores, aunque por fuera lo critiquen y los opositores lo consideren un ignorante sobre la nueva realidad del mundo, entre ellos el mismo Presidente Barack Obama, quien lo ha cuestionado fuertemente.

VIDEO